Café guatemalteco triunfa en South Pasadena

El café guatemalteco se ha convertido en un producto de exportación que ha llegado hasta South Pasadena gracias a Antigua Coffee ubicado en Cypress Park en la calle Figueroa, justo al norte del centro de Los Ángeles, California. El establecimiento es operado por Yancey Quiñones y su esposa. 

Yancey es parte de un linaje de cafeteros, productores y tostadores de café de propiedad familiar que cultivan e importan sus propios granos de café de Guatemala. Aunque Yancey nació en Los Ángeles, específicamente Cypress Park, su familia, que proviene de Guatemala, ha sido propietaria de cafetales en la región de Chimaltenango durante más de 100 años.

El establecimiento se enfoca en café de alta calidad y se ha dedicado a ser un negocio que gira en torno a apoyar y ser parte de la comunidad local mediante la contratación dentro del vecindario. Desde el principio, Antigua Coffee siempre se ha esforzado por apoyar a las pequeñas empresas, basada en la noción de que están compitiendo contra gigantes nacionales como Starbucks y Coffee Bean, así como otros competidores locales como La Monarca Bakery & Cafe y Jones Los tostadores de café, que por cierto, también importan café directamente de una granja familiar en Guatemala.

café guatemalteco

Desde una perspectiva casi internacional, Yancey sintió que era necesario competir contra los cafés de propiedad europea o estadounidense que importaban café de Guatemala. Como la familia de Yancey ya había estado produciendo café allí, sintió la necesidad de establecer un café dentro de su propia comunidad que le permitiera importar y distribuir café directamente de la fuente.

Después de recibir un título en negocios de Cal State Los Angeles, Yancey decidió abrir una cafetería que integraría no solo sus raíces culturales sino también a su vecindario y sus naciones, construyendo un espacio que reuniría a los locales y les permitiría experimentar el mejor café que Guatemala tiene para ofrecer.

Antigua Coffee comenzó en 2003, originalmente el negocio comenzó en El Sereno, pero debido a complicaciones con el propietario, terminaron mudándose a donde ahora están en Cypress Park, la ciudad natal de Yancey. Antes de la apertura del café, Yancey había pasado varios años en Guatemala trabajando en fincas cafeteras familiares.

Este lugar de café guatemalteco se ha convertido en un punto de reunión dentro de la comunidad

A medida que el café se desarrolló, se convirtió en un espacio comunitario o lo que se llama un “tercer espacio”, un centro social separado de los dos entornos sociales habituales del hogar y el lugar de trabajo. 

Las personas se reúnen en el café por una variedad de razones: algunas para reuniones de negocios, tareas o simplemente para conversar con sus vecinos; el establecimiento se ha convertido en un espacio que crea un sentido especial de comunidad. Los vecinos que han vivido cerca durante mucho tiempo finalmente pueden encontrarse por primera vez en el café, a menudo creando vínculos que de otra manera nunca se habrían desarrollado.

Aunque no todos han sido comentarios positivos: “He tenido guatemaltecos que vienen y me hablan [negativamente], ‘no eres guatemalteco, eres falso’. Bueno. Pero luego les pregunto: “¿Qué significa Guatemala?” Y no tienen idea. Y les pregunto, ‘¿cuál es el nombre original de Guatemala?’ Y no tienen idea. Y les pregunto, ‘¿qué significa Cuauthtemallan, qué significa Tenango, qué significan todos estos nombres?’ Y no tienen idea y cortan todo … No saben, no están educados [sobre la cultura].”

Sin embargo, cada vez son más personas que acuden a este sitio no sólo a probar el café guatemalteco, sino a conocer un poco más de la cultura que ha inspirado cada detalle de la decoración de este establecimiento.