Familia Bosch Gutiérrez hace realidad su sueño

La familia Bosch Gutiérrez con el paso de los años se ha convertido en un referente porque han demostrado que un sueño se hacen realidad.

Los Bosch Gutierrez:

Felipe Bosch, su hermano Juan Luis y sus primos Juan José y Dionisio Gutiérrez hace algunos años tenían un plan en mente que solo veían reflejado en sus sueños.

Sin embargo, este sueño se hizo realidad permitiendo a la Corporación Multi-Inversiones (CMI) exportar desde Guatemala el concepto de Pollo Campero a más de 16 países alrededor del mundo.

Juan Luis Bosch Y Juan José Gutiérrez

Dionisio Gutiérrez el menor de los primos menciona que:

El “El sueño”  fue uno de sus planes más grandes y transformadores, pues además de convertirse en una oportunidad de crecimiento para la corporación, ayudó a reforzar el profesionalismo de la cultura empresarial familiar.

Lo cual fue perfecto porque también los unió mucho más como familia, dos de ellos son presidentes del proyecto: Juan Luis Bosch Y Juan José Gutiérrez.

Pollo Campero

Pollo campero de la familia Bosch

Su clave de éxito fue vender una pieza de pollo frito a un precio accesible que iba de entre los 8 y 9 quetzales (1 dólar y 1.16 dólares).

Esta oferta para los pobladores guatemaltecos con recursos modestos que no tenían opciones de restaurantes cerca de sus hogares fue una ganga.

El grupo empresarial guatemalteco ya ha llegado a cumplir los 100 años en 2020 pero Felipe Bosch, considera que:

Lo menos que pueden hacer es confiarse del trabajo que está haciendo la competencia y creer que han ganado todo lo que se han propuesto los 4 primos.

Asimismo, menciona que aun hay un trayecto muy largo por recorrer en Latino-américa, incluso en el mismo lugar donde ya se han expandido nuevos negocios en la nueva era de Multi-Inversiones.

En definitiva, esta idea o sueño se ha convertido en uno de sus mayores logros como empresarios pues les ha abierto a toda su familia una posibilidad de incursionar en otras áreas de la industria en Guatemala.